Archivo de la etiqueta: JMJ Amigoniana

Enviados para amar “ahora”

Concluye nuestra JMJ Amigoniana. Ya estamos en el aeropuerto preparados para regresar a España. Hoy hemos celebrado nuestra última eucaristía en Panamá, presidida por Bartolomé Buigues, obispo amigoniano de Alajuela, en Costa Rica.

En ella hemos sido enviados a nuestras casas para amar, comprometernos y entregarnos a los demás “ahora”, como nos insistió ayer domingo el papa Francisco.

A ello vamos. Nos volvemos a Madrid, pero nos veremos de nuevo en Portugal, en 2022, cuando celebremos nuestra próxima JMJ Amigoniana. ¡Os esperamos!

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Somos el ahora de Dios

Ya hemos regresado a Chapala tras vivir la vigilia de oración anoche y la misa de envío con Francisco de esta mañana.

Como sabéis, hemos sido pocos jóvenes amigonianos de España quienes hemos venido a Panamá, pero allí en Torrent, Dos Hermanas y Caldeiro dos decenas de jóvenes de Juvam se han reunido para seguir desde la distancia y en directo estos eventos. ¡Gracias por habernos acompañado, os hemos sentido muy cerca!

En la vigilia, Francisco nos animó a abrazar la vida tal y como se presenta, y nos recordó que, al igual que un árbol talado, siempre se pueden echar retoños y renuevos. Nos habló también del sí de María, verbalizado con el “hágase en mí según tu palabra” que le respondió al ángel.

A ella la calificó como “la influencer de Dios”. Y nos animó para que nosotros también lo seamos. Porque, según nos dijo, el Evangelio nos enseña que el mundo “no será mejor porque haya menos personas enfermas, débiles, frágiles o ancianas de quien ocuparse e incluso no porque haya menos pecadores, sino será mejor cuando sean más las personas que estén dispuestas y se animen a gestar el mañana y creer en la fuerza transformadora del amor de Dios”.

A la mañana siguiente, en la eucaristía, el papa nos ha reconocido que los jóvenes no somos el futuro de Dios, sino “el ahora”. A veces, nos ha dicho, consideramos que todavía no es nuestro momento o que somos demasiados jóvenes para involucrarnos en soñar y trabajar por el mañana. Si bien, no debemos estar en una sala de espera, porque en ese “mientras tanto” nuestros sueños pierden vuelo, comienzan a dormirse y se vuelven “ensoñamientos rastreros, pequeños y tristes”.

Al hilo del Evangelio de este domingo, el papa también nos ha dicho que “no siempre creemos que Dios pueda ser tan concreto y cotidiano, tan cercano y real, y menos aún que se haga tan presente y actúe a través de alguien conocido como puede ser un vecino, un amigo, un familiar”. Con ello, nos ha advertido de que muchas veces “preferimos un Dios a la distancia: lindo, bueno, generoso, pero distante y que no incomode”.

Por último, antes de terminar la eucaristía, Francisco nos ha pedido que no dejemos enfriar lo que hemos vivido durante estos días. Que cuando volvamos a nuestros lugares de origen, parroquias y comunidades, transmitamos esta experiencia a nuestra familia y amigos “para que otros puedan vibrar con esa fuerza e ilusión que ustedes tienen”. Y aún ha añadido algo más: “No se olviden de rezar por mí, por favor”.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Nos vamos a la vigilia

Encaramos la recta final de la JMJ con el papa Francisco. Comenzamos nuestra peregrinación hacia el lugar donde celebraremos la vigilia esta tarde, pasaremos la noche y participaremos en la misa de envío mañana domingo.

Estos dos días anteriores han sido intensos, tanto en calor como en emoción y encuentro con jóvenes de otras partes del mundo. Tenemos la suerte de que, al ser pocos los españoles que estamos en esta JMJ (unos 800 según la Conferencia Episcopal Española), nuestra bandera actúa como un imán de personas que quieren fotografiarse con nosotros. Y es una suerte porque esa foto es siempre el preludio de una conversación interesante, de conocer a otras personas y otras realidades.

El jueves participamos en el acto de bienvenida al papa, quien afirmó que él y la Iglesia caminan con nosotros. “Queremos decirles que no tengan miedo, que vayan adelante con esa energía renovadora y esa inquietud constante que nos ayuda y moviliza a ser más alegres y disponibles, más testigos del Evangelio”.

Y también nos pidió ser “verdaderos maestros y artesanos de la cultura del encuentro”. Porque, aunque venimos de culturas diferentes, hablamos lenguas diferentes y procedemos de regiones con historias diferentes, “nada nos ha impedido reunirnos y estar felices por estar juntos”.

Ayer viernes, en el vía crucis rezamos por los dolores que afectan a esta región centroamericana, y que no son exclusivos de esta parte del mundo: la violencia, las personas migrantes, el terrorismo, el aborto, los derechos de las personas indígenas, el cuidado de la casa común, la lucha por un futuro compartido, etc.

Y el papa nos tiró de las orejas. Clamó contra nuestra apatía e indiferencia y también, en muchas ocasiones, de la propia Iglesia. “No son pocas las veces que el conformismo nos ha ganado y paralizado. Así, hemos desviado la mirada, para no ver; nos hemos refugiado en el ruido, para no oír; nos hemos tapado la boca, para no gritar” señaló Francisco.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

La joya de Panamá

La joya de Panamá no es su cinta costera, un parque urbano rodeado por rascacielos en uno de sus flancos y bañado por el océano Pacífico en el otro. Ni el canal, una formidable obra de ingeniería que une dos océanos y facilita con ello las conexiones marítimas.

Esas no son la joyas de Panamá, aunque nos maravillen y deslumbren a quienes las conocemos. La Joya de Panamá es la cárcel, ese es su nombre. Y allí es donde ayer jueves y hoy viernes está Txetxi, confesando a los reclusos y funcionarios.

Anoche le preguntamos por su experiencia, por cómo le había ido. Txetxi, extremando el celo por el debido secreto de confesión, solo nos dijo: “Muy bien”. Y era cierto, porque eso transparentaban sus ojos. La mirada de quien se sabe un mero instrumento de la misericordia de Dios.

Como veis, la JMJ es un continuo encuentro. Un encuentro con el papa Francisco, con jóvenes amigonianos de otros países, con jóvenes católicos del mundo entero y, también, con aquellos que tanto necesitan sentir el abrazo de Dios Padre.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

¡Ya estamos todos en Panamá!

Panamá está llena de peregrinos. Y podemos decir que ya estamos todos, porque esta tarde del miércoles Francisco ya ha llegado a la ciudad.

La alegría y el buen rollo inundan las calles y los centros comerciales de la ciudad. Sí, los centros comerciales, porque los autobuses de la organización los toman como referencia para las salidas y llegadas.

Una alegría, según nos contaba esta mañana Jorge Enrique Izaguirre, obispo de Chuquibamba (Perú) y quien nos ha dado hoy la catequesis, que para ser verdadera debe nacer del encuentro con el Señor. Un encuentro que está seguro que se producirá estos días durante la JMJ.
Él nos ha dicho que Dios nos ama profundamente, con todas nuestras limitaciones y fracasos. También ha reivindicado una Iglesia que sea casa, comunidad y familia para acoger a todos. Y que nos impliquemos para transformar la sociedad y construir un mundo mejor, a pesar de las dificultades que podamos encontrar.

Y hoy también nos hemos encontrado con otro obispo, pero este era de casa. En el stand de la Familia Amigoniana, enmarcado en la feria vocacional Sígueme, hemos coincidido con Bartolomé Buigues, religioso amigoniano y obispo de Alajuela, en Costa Rica.

Los días todavía dan para más, para conocer el Canal de Panamá y el casco histórico de la ciudad; para conversar e intercambiar pulseras con peregrinos de decenas de países; y para sacarnos multitud de fotos con aquellos que nos paran cuando ven nuestra bandera española.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

El Señor me llama, me consagra y me envía

Este lunes terminó la primera parte de nuestro encuentro, la que es propiamente amigoniana. A partir del martes nos sumamos a los actos de la Jornada Mundial de la Juventud, en la que participará también el papa Francisco.

Durante cuatro días hemos convivido aquí en Chapala unos 250 jóvenes amigonianos de Alemania, Colombia, Costa de Marfil, Costa Rica, El Salvador, España, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Unas jornadas en las que hemos reflexionado cómo el Señor nos llama, gracias a un teatro; cómo nos consagra, con una catequesis de la hermana Arelys; y cómo nos envía, mediante un juego para encontrar los zapatos rojos del papa, que habían sido robados por el pirata FrancisDrake.

En resumen, Dios nos llama, en un entorno concreto, como jóvenes amigonianos para una misión, que tendrá sus dificultades pero con la que alcanzaremos la felicidad.

Han sido unos días de fraternidad y de sentirnos miembros de una misma familia, a pesar de ser de diferentes países y tener distintas culturas o idioma. La fe, la alegría y las ganas de pasarlo bien nos unen.

Y lo cierto es que lo estamos pasando muy bien. El día de hoy así lo atestigua. Nos hemos alzado con una medalla en baloncesto con nuestro equipo Fraternidad Continental (ya os dijimos que el trofeo no nos iba a entrar en la maleta…). Y por la noche, durante la velada cultural, era nuestro turno y hemos bailado pasodobles con una masterclass incluida, para que todos pudieran aprender y bailarlos con nosotros.

1 comentario

Archivado bajo JUVAM

La progresión de Txetxi

Quienes nos sigáis desde los comienzos de este blog, allá por 2013, tal vez recordéis que en la JMJ Amigoniana de Brasil nos preguntábamos si Txetxi haría el aeróbic con el que nos espabilábamos cada mañana. Él en aquel encuentro era uno más del grupo, y contra los pronósticos recogidos en la encuesta que planteamos en el blog: ¡hizo el aeróbic!

Pero claro, el tiempo ha pasado y casi seis años después Txetxi ya no hace aeróbic. Ya no es uno más. Ahora es director deportivo. O como se llama él, quizá por eso de que entiende los cargos como un servicio: mánager general.

En nuestro encuentro estamos disputando un mundialito amigoniano. Con pruebas de fútbol, baloncesto, atletismo y de ginkana. Como los españoles somos pocos, hemos tenido que fichar a algunos compañeros de Panamá, Colombia o Alemania.

Por eso, el nombre de nuestro combinando no es España, sino Fraternidad Continental. Pero quien diseña las aliniaciones, marca las estrategias y decide los cambios es Txetxi. Recorre la banda, grita, da órdenes, agita sus papeles, se encara al árbitro, celebra los tantos y, también a veces, utiliza su labia para desmoralizar al contrario.

La fórmula funciona. Y sus jugadoras y jugadores se implican con él: “Ahorita mismo, mi míster”. El equipo de Fraternidad Continental lidera por el momento con rotundidad su grupo, tanto en fútbol como baloncesto. Además es el combinado que más goles ha marcado y canastas ha encestado. Pero hemos valorado opciones y no queremos ganar. ¿Por qué? Fijaos en el trofeo, ¡no nos entraría en la maleta!

IMG_20190119_070011~2.jpg

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Chapala

Nuestra JMJ Amigoniana ya está en marcha. Bueno, a decir verdad, había comenzado el día en el que nosotros llegamos a Panamá. Y ayer por la noche llegó Santi, así que ya estamos la delegación española al completo.

img_20190120_084901

Nos alojamos en la Escuela Vocacional Chapala, en el municipio de Nuevo Arraiján, a las afueras de Ciudad de Panamá. Este centro es regentado por los Religiosos Amigonianos desde su fundación, en 1969. Atiende a unos 180 alumnos, todos chicos. De ellos, 150 son internos y el resto muchachos de los barrios de alrededor.

Aquí reciben la enseñanza primaria y secundaria, así como formación profesional. Tienen ocho talleres, entre los que destacan los de soldadura, ebanistería, mecánica de precisión, electricidad, chapistería y repostería. Además, próximamente prevén implantar tres más para atender las necesidades del mercado laboral panameño. Serán de fontanería, artes gráficas y refrigeración.

La mayoría del alumnado es remitido al centro por los servicios sociales o por los juzgados de menores. Son muchachos que abandonaron los estudios de forma prematura, que han tenido problemas con el consumo de drogas o que proceden de entornos vulnerables y familias desestructuradas.

Esta es otra de las ventajas de la JMJ Amigoniana, que te sirve para conocer la presencia amigoniana en otros países. Así ves cómo nuestro carisma se materializa de distinto modo, según las necesidades sociales del entorno o país del que se trate. En 2011 conocimos la actividad de los Religiosos Amigonianos en Valencia y en Madrid. En 2013 la labor que realizaban en el centro de menores de Belo Horizonte (Brasil). Y en 2016 el apostolado de las Hermanas Terciarias Capuchinas en Wroclaw (Polonia).

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Esto no ha hecho más que empezar


Sí, esto no ha hecho más que empezar. A pesar de que nuestra JMJ Amigoniana haya terminado y estemos ya de regreso a nuestras casas. Porque ahora es cuando debemos encontrarnos con Jesucristo en nuestros lugares de origen, porque es en ellos donde también debemos ser misericordiosos, como lo es el Padre con nosotros.

El P. Txetxi nos lo ha explicado muy bien en la eucaristía de envío que hemos celebrado en Myslowice, junto con las familias que nos han acogido durante esta semana. Empleando palabras de Francisco, nos ha dicho que debemos levantarnos del sillón, calzarnos las zapatillas, apostar por Cristo e ir a servir a los demás. Txetxi admite que esto nos “complica” la vida, pero también es cierto que será entonces cuando la vivamos en plenitud, porque como nos dijo el papa: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”.

Este ha sido nuestro envío, un envío que nos proyecta hasta el año 2019, cuando el papa nos ha convocado de nuevo en Panamá, y cuando los jóvenes amigonianos también nos reuniremos aprovechando la ocasión, probablemente en Nicaragua.

Los sentimientos y vivencias de una JMJ son indescriptibles y muy difíciles de expresar con palabras. Pero nos deben mover a cambiar actitudes, porque de lo contrario no habrá servido para nada.

Una de estas experiencias que te marcan, por ejemplo, ha sido la acogida que nos han brindado las familias polacas de Myslowice. Con ellas hemos convivido una semana, nos alojaban y nos daban de desayunar y de cenar. El resto del día estábamos fuera de sus casas, participando en las actividades de la JMJ. Se puede decir que les hemos dado más trabajo durante estos días, les hemos ocupado espacio en sus casas, hemos trastornado sus rutinas… Para ellos, al llegar, éramos unos desconocidos, aún así nos abrieron de par en par sus hogares. Una semana después, es decir, hoy, estaban emocionados, al igual que nosotros, con la despedida. Sin duda, los hemos sentido como verdaderos padres y ellos a nosotros, visto lo visto, como verdaderos hijos.

Ahora estamos esperando en el aeropuerto a nuestro vuelo de regreso a España. Con esta crónica terminamos nuestro relato de esta JMJ Amigoniana, que nos llevó durante casi 20 días por tierras valencianas, francesas, alemanas y polacas. Pero, como decíamos… ¡esto no ha hecho más que empezar!

1 comentario

Archivado bajo JUVAM

Campus Misericordiae 

La noche del sábado al domingo la hemos pasado lejos de las familias polacas que nos acogen. Nos hemos ido hasta el llamado Campus Misericordiae, un entorno natural en el que durante unas horas nos hemos alojado los 1,8 millones de jóvenes que, según la organización, participamos en la JMJ.

Llegar hasta aquí no ha sido fácil, una larga caminata bajo un sol de justicia y cargados con mochilas donde llevábamos algo de ropa, el saco de dormir y una esterilla. Aún así, hemos disfrutado del camino porque impresionaba ver cómo los vecinos salían de sus casas a saludarnos, a darnos agua, a ofrecernos algo que comer y a mojarnos con mangueras. Una prueba más de la hospitalidad del pueblo polaco.

En el Campus Misericordiae, ante una marea de jóvenes que llegaba más allá de lo que alcanzaba la vista, el papa Francisco nos ha llamado la atención, nos ha zarandeado para advertirnos de no confundir la felicidad con un sofá. “Creemos que para ser feliz necesitamos un buen sofá que nos ayude a estar cómodos, seguros”. Un sillón mullido “contra todo tipo de dolores y temores, que nos haga quedarnos en casa…. la ‘sofá-felicidad’, es probablemente la parálisis silenciosa que más nos puede arruinar la juventud”, nos ha dicho.

“Jesús es el Señor del riesgo, el Señor del ‘siempre más allá'”. Un camino complicado, porque “para seguir a Jesús hay que tener coraje, valentía, hay que animarse a cambiar el sofá por un par de zapatos que nos ayuden a caminar por caminos nunca soñados, y menos pensados, que abran nuevos horizontes, capaces contagiar la alegría que sale del amor de Dios”

“Andar por los caminos siguiendo la locura de nuestro Dios, que nos enseña a encontrarlo en el hambriento, en el sediento, en el desnudo, en el enfermo, en el amigo caído en desgracia, en el preso, en el emigrante, en el vecino que está solo”, nos ha animado Francisco.

Tras pasar la noche de la mejor manera posible -no deja de ser algo incomodo dormir al aire libre, aunque la experiencia de hacerlo bajo el firmamento lo compensa todo- hemos celebrado la eucaristía final con Francisco.

En ella, nos ha dicho que realmente la JMJ comienza hoy y sigue cuando lleguemos a nuestras casas, porque Cristo quiere encontrarse con nosotros en nuestro día a día. También nos ha alentado a construir un mundo mejor. “Dios cuenta contigo por lo que eres, no por lo que tienes: ante él, nada vale la ropa que llevas o el teléfono móvil que utilizas; no le importa si vas a la moda, le importas tú. A sus ojos, vales, y lo que vales no tiene precio”. “Dios nos ama tal como somos, y no hay pecado, defecto o error, que lo haga cambiar de idea”.

Francisco se ha despedido dándonos la bendición y convocándonos a una nueva JMJ en 2019, esta vez en Panamá. ¿Te vienes?

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM