Conexión Panamá-Dos Hermanas

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es un evento organizado por la Iglesia que convoca a los jóvenes de todo el mundo con el Papa, y eso mismo hicimos en Dos Hermanas aunque en menor escala. El grupo de jóvenes y no tan jóvenes que formamos Juvam nos reunimos el fin de semana para vivir en directo la Vigilia y la Eucaristía que celebraban en Panamá.

Un fin de semana que empezó instalándonos y leyendo unos textos que nos invitaban a reflexionar acerca de varias preguntas: ¿cómo comunicar a un joven que es importante para el futuro de la Iglesia? ¿Qué piensas acerca de la situación de la juventud en tu país? Y es que estas preguntas nos calaron muy hondo tanto desde la perspectiva de ser jóvenes, como la de ser monitores.

Más tarde cenamos y nos pusimos cómodos para ver la Vigilia. A pesar de la hora y el cansancio todos vivimos con intensidad los testimonios y las palabras del Papa Francisco.

‘Jóvenes, nunca han estado solos en el camino de la Fe, María siempre os acompaña’.

La mañana del domingo empezó con alguna que otra pistola de agua y unas riquísimas tostadas de jamón y palmeras de `la Valme’ para recompensar las pocas horas de sueño.

Bajo el letrero ¡Joven, el mundo te necesita!, comenzamos a trabajar y a reflexionar de nuevo acerca de la actitud e intereses de los jóvenes y su compromiso y actuación frente a los problemas sociales. A través de la Palabra de Dios, nos acercamos a la misión de los cristianos, orientando nuestros pensamientos y nuestras actitudes para construir una Iglesia cercana a la gente, preocupada y en acción por los demás, con ganas de darle de comer a todo aquel que lo necesita. Y por ello, entre todos estuvimos planteando formas de decir SI al sueño del Señor.

Al almuerzo y Eucaristía, se sumaron más personas que querían compartir ese momento. Algunos de los presentes habían ido a la última JMJ en Cracovia por lo que también nos contaban como fue su experiencia y cómo lo vivieron en persona. Con palabras cercanas y claras el Papa se metió en el corazón de cada uno de nosotros para que tomemos conciencia del hoy y del ahora, que experimentemos el amor de Jesús, un amor de entrega que invita a entregarse.

No solo hemos podido durante este intenso fin de semana escuchar y asimilar el mensaje que el Papa Francisco tenía preparado para nosotros, sino conocernos, disfrutar y crecer como grupo. Vejo você em Lisboa!

 

‘Dios es real porque el amor es real.

Dios es concreto porque el amor es concreto’.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Enviados para amar “ahora”

Concluye nuestra JMJ Amigoniana. Ya estamos en el aeropuerto preparados para regresar a España. Hoy hemos celebrado nuestra última eucaristía en Panamá, presidida por Bartolomé Buigues, obispo amigoniano de Alajuela, en Costa Rica.

En ella hemos sido enviados a nuestras casas para amar, comprometernos y entregarnos a los demás “ahora”, como nos insistió ayer domingo el papa Francisco.

A ello vamos. Nos volvemos a Madrid, pero nos veremos de nuevo en Portugal, en 2022, cuando celebremos nuestra próxima JMJ Amigoniana. ¡Os esperamos!

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Somos el ahora de Dios

Ya hemos regresado a Chapala tras vivir la vigilia de oración anoche y la misa de envío con Francisco de esta mañana.

Como sabéis, hemos sido pocos jóvenes amigonianos de España quienes hemos venido a Panamá, pero allí en Torrent, Dos Hermanas y Caldeiro dos decenas de jóvenes de Juvam se han reunido para seguir desde la distancia y en directo estos eventos. ¡Gracias por habernos acompañado, os hemos sentido muy cerca!

En la vigilia, Francisco nos animó a abrazar la vida tal y como se presenta, y nos recordó que, al igual que un árbol talado, siempre se pueden echar retoños y renuevos. Nos habló también del sí de María, verbalizado con el “hágase en mí según tu palabra” que le respondió al ángel.

A ella la calificó como “la influencer de Dios”. Y nos animó para que nosotros también lo seamos. Porque, según nos dijo, el Evangelio nos enseña que el mundo “no será mejor porque haya menos personas enfermas, débiles, frágiles o ancianas de quien ocuparse e incluso no porque haya menos pecadores, sino será mejor cuando sean más las personas que estén dispuestas y se animen a gestar el mañana y creer en la fuerza transformadora del amor de Dios”.

A la mañana siguiente, en la eucaristía, el papa nos ha reconocido que los jóvenes no somos el futuro de Dios, sino “el ahora”. A veces, nos ha dicho, consideramos que todavía no es nuestro momento o que somos demasiados jóvenes para involucrarnos en soñar y trabajar por el mañana. Si bien, no debemos estar en una sala de espera, porque en ese “mientras tanto” nuestros sueños pierden vuelo, comienzan a dormirse y se vuelven “ensoñamientos rastreros, pequeños y tristes”.

Al hilo del Evangelio de este domingo, el papa también nos ha dicho que “no siempre creemos que Dios pueda ser tan concreto y cotidiano, tan cercano y real, y menos aún que se haga tan presente y actúe a través de alguien conocido como puede ser un vecino, un amigo, un familiar”. Con ello, nos ha advertido de que muchas veces “preferimos un Dios a la distancia: lindo, bueno, generoso, pero distante y que no incomode”.

Por último, antes de terminar la eucaristía, Francisco nos ha pedido que no dejemos enfriar lo que hemos vivido durante estos días. Que cuando volvamos a nuestros lugares de origen, parroquias y comunidades, transmitamos esta experiencia a nuestra familia y amigos “para que otros puedan vibrar con esa fuerza e ilusión que ustedes tienen”. Y aún ha añadido algo más: “No se olviden de rezar por mí, por favor”.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Nos vamos a la vigilia

Encaramos la recta final de la JMJ con el papa Francisco. Comenzamos nuestra peregrinación hacia el lugar donde celebraremos la vigilia esta tarde, pasaremos la noche y participaremos en la misa de envío mañana domingo.

Estos dos días anteriores han sido intensos, tanto en calor como en emoción y encuentro con jóvenes de otras partes del mundo. Tenemos la suerte de que, al ser pocos los españoles que estamos en esta JMJ (unos 800 según la Conferencia Episcopal Española), nuestra bandera actúa como un imán de personas que quieren fotografiarse con nosotros. Y es una suerte porque esa foto es siempre el preludio de una conversación interesante, de conocer a otras personas y otras realidades.

El jueves participamos en el acto de bienvenida al papa, quien afirmó que él y la Iglesia caminan con nosotros. “Queremos decirles que no tengan miedo, que vayan adelante con esa energía renovadora y esa inquietud constante que nos ayuda y moviliza a ser más alegres y disponibles, más testigos del Evangelio”.

Y también nos pidió ser “verdaderos maestros y artesanos de la cultura del encuentro”. Porque, aunque venimos de culturas diferentes, hablamos lenguas diferentes y procedemos de regiones con historias diferentes, “nada nos ha impedido reunirnos y estar felices por estar juntos”.

Ayer viernes, en el vía crucis rezamos por los dolores que afectan a esta región centroamericana, y que no son exclusivos de esta parte del mundo: la violencia, las personas migrantes, el terrorismo, el aborto, los derechos de las personas indígenas, el cuidado de la casa común, la lucha por un futuro compartido, etc.

Y el papa nos tiró de las orejas. Clamó contra nuestra apatía e indiferencia y también, en muchas ocasiones, de la propia Iglesia. “No son pocas las veces que el conformismo nos ha ganado y paralizado. Así, hemos desviado la mirada, para no ver; nos hemos refugiado en el ruido, para no oír; nos hemos tapado la boca, para no gritar” señaló Francisco.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

La joya de Panamá

La joya de Panamá no es su cinta costera, un parque urbano rodeado por rascacielos en uno de sus flancos y bañado por el océano Pacífico en el otro. Ni el canal, una formidable obra de ingeniería que une dos océanos y facilita con ello las conexiones marítimas.

Esas no son la joyas de Panamá, aunque nos maravillen y deslumbren a quienes las conocemos. La Joya de Panamá es la cárcel, ese es su nombre. Y allí es donde ayer jueves y hoy viernes está Txetxi, confesando a los reclusos y funcionarios.

Anoche le preguntamos por su experiencia, por cómo le había ido. Txetxi, extremando el celo por el debido secreto de confesión, solo nos dijo: “Muy bien”. Y era cierto, porque eso transparentaban sus ojos. La mirada de quien se sabe un mero instrumento de la misericordia de Dios.

Como veis, la JMJ es un continuo encuentro. Un encuentro con el papa Francisco, con jóvenes amigonianos de otros países, con jóvenes católicos del mundo entero y, también, con aquellos que tanto necesitan sentir el abrazo de Dios Padre.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

¡Ya estamos todos en Panamá!

Panamá está llena de peregrinos. Y podemos decir que ya estamos todos, porque esta tarde del miércoles Francisco ya ha llegado a la ciudad.

La alegría y el buen rollo inundan las calles y los centros comerciales de la ciudad. Sí, los centros comerciales, porque los autobuses de la organización los toman como referencia para las salidas y llegadas.

Una alegría, según nos contaba esta mañana Jorge Enrique Izaguirre, obispo de Chuquibamba (Perú) y quien nos ha dado hoy la catequesis, que para ser verdadera debe nacer del encuentro con el Señor. Un encuentro que está seguro que se producirá estos días durante la JMJ.
Él nos ha dicho que Dios nos ama profundamente, con todas nuestras limitaciones y fracasos. También ha reivindicado una Iglesia que sea casa, comunidad y familia para acoger a todos. Y que nos impliquemos para transformar la sociedad y construir un mundo mejor, a pesar de las dificultades que podamos encontrar.

Y hoy también nos hemos encontrado con otro obispo, pero este era de casa. En el stand de la Familia Amigoniana, enmarcado en la feria vocacional Sígueme, hemos coincidido con Bartolomé Buigues, religioso amigoniano y obispo de Alajuela, en Costa Rica.

Los días todavía dan para más, para conocer el Canal de Panamá y el casco histórico de la ciudad; para conversar e intercambiar pulseras con peregrinos de decenas de países; y para sacarnos multitud de fotos con aquellos que nos paran cuando ven nuestra bandera española.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

El Señor me llama, me consagra y me envía

Este lunes terminó la primera parte de nuestro encuentro, la que es propiamente amigoniana. A partir del martes nos sumamos a los actos de la Jornada Mundial de la Juventud, en la que participará también el papa Francisco.

Durante cuatro días hemos convivido aquí en Chapala unos 250 jóvenes amigonianos de Alemania, Colombia, Costa de Marfil, Costa Rica, El Salvador, España, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Unas jornadas en las que hemos reflexionado cómo el Señor nos llama, gracias a un teatro; cómo nos consagra, con una catequesis de la hermana Arelys; y cómo nos envía, mediante un juego para encontrar los zapatos rojos del papa, que habían sido robados por el pirata FrancisDrake.

En resumen, Dios nos llama, en un entorno concreto, como jóvenes amigonianos para una misión, que tendrá sus dificultades pero con la que alcanzaremos la felicidad.

Han sido unos días de fraternidad y de sentirnos miembros de una misma familia, a pesar de ser de diferentes países y tener distintas culturas o idioma. La fe, la alegría y las ganas de pasarlo bien nos unen.

Y lo cierto es que lo estamos pasando muy bien. El día de hoy así lo atestigua. Nos hemos alzado con una medalla en baloncesto con nuestro equipo Fraternidad Continental (ya os dijimos que el trofeo no nos iba a entrar en la maleta…). Y por la noche, durante la velada cultural, era nuestro turno y hemos bailado pasodobles con una masterclass incluida, para que todos pudieran aprender y bailarlos con nosotros.

1 comentario

Archivado bajo JUVAM