Encuentro Taizé 2018 en Madrid. Una peregrinación de confianza.

«Si cada Iglesia local fuese como una familia acogedora, en la que pudiéramos ser nosotros mismos, con nuestras dudas y preguntas, sin el temor a ser juzgados…»

La primera vez que escuché el nombre de Taizé fuede oídas, hará más de un año, a raíz de una oración algo peculiar que iba a realizarse en la parroquia de Montesion. Digo peculiar porque no sabía qué erandichas oraciones ni en qué consistían. Mi curiosidad por Taizé se vio aumentada cuando mi hermana decidió peregrinar hacia tal rincón de Francia. A partir de ese momento, fui escuchando cada vez más el nombre de Taizé en mi parroquia.

Y así llegó un día en que Fray David difundió el cartel anunciando el próximo encuentro en Taizé en Madrid. Encuentro al que con otros jóvenes de la parroquia: Fernando, Iris, Gloria y Marcos, me apunté.

Por caminos distintos y a diferentes tiempos, nos acabamos encontrando en el colegio de Caldeiro, lugar donde nos hospedábamos y donde tenía lugar las oraciones de la mañana, junto con los talleres de reflexión. En él fuimos acogidos por Félix y el resto de hermanos de la comunidad.

La rutina esencial era levantarse temprano para poder acudir a la oración de las 08.30h junto con los otros peregrinos, procedentes de diferentes partes del mundo: Ucrania, Polonia, Rep. Checa, Alemania, Francia y EEUU. Tras la oración, se formaban grupos heterogéneos de reflexión y de estudio bíblico en las aulas del colegio sobre el tema de la hospitalidad. Por lo general, cada grupo acogía a dos integrantes de la misma nacionalidad.

Tras la oración, nos dirigíamos al centro de Madrid para tomar chocolate caliente enfrente de la Catedral de la Almudena y participar en la oración de medio día. Después de comer al sol el picnic que nos daban, era el momento de los talleres. Nosotros asistimos al Museo del Prado y dedicarnos tiempo a compartir entre nosotros y conocer Madrid. 

Al acercarse las 18.00, marchábamos para el IFEMA, para que nos diese tiempo a llegar al reparto de comida, la cena del día y el picnic para el siguiente, y tomar la cena caliente con tranquilidad. Tras la cena tenía lugar la oración grupal, la cual se hacía en una gran nave, albergando a todos los jóvenes que participaban en el encuentro; unos 14.000 jóvenes de diferentes culturas y confesiones rezando juntos a un mismo son, con una misma fe en Jesús.

Una vez finalizada dicha oración, el día estaba prácticamente hecho. Tras ello, se podía volver a casa directamente a descansar o a dar un último paseo por el centro.

Durante el encuentro hubo tiempo para participar en dos testimonios de Esperanza, en los que las Hijas de la Caridad nos contaron su misión en Nador, Marruecos, en una residencia de necesitados en Navarra y en los centros juveniles de la Cañada Real de Madrid. Tres realidades muy distintas que están llenas de amor y a esperar lo inesperado.

El día 31 después de la última cena del año, hicimos una vigilia por la paz en la parroquia de Caldeiro con los peregrinos que estaban acogidos, disfrutamos después de las campanadas con el reloj de la fachada al son de la cazuela y fuegos artificiales. Empezamos el año con un festival de las naciones en el salón de actos bailando y cantando las cosas típicas de cada país.

El tiempo libre que teníamos lo usábamos en pasear por el centro, ir a museos e incluso para juntarnos para cenar con l@s monitor@s de JUVAM.

Fue un tiempo para conectar con otras culturas, para sentir lo grande que es la Iglesia, y vivir que Jesús une nuestros corazones.

Por Álvaro Liesa e Iris Sánchez.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Luis Amigó. Abriendo caminos #Juvam18

Un camino, una oportunidad para reencontrarnos con nosotros mismos. 

 

A continuación, os presentamos la síntesis de la convivencia nacional de JUVAM’18 en Burlada – Pamplona, en la cual hemos participado más de 50 jóvenes de España, Polonia e Italia el pasado fin de semana del 19 al 21 de octubre.

Foto convi2

Grupo #conviJUVAM2018

 

“Estoy dispuesto a lo que quieras, no importa lo que sea. Tú llámame a servir”

Aventurarse a nueva experiencia, en este caso, un nuevo encuentro Juvam, siempre exige fuerza de voluntad, dejar de lado otras prioridades, la pereza, la comodidad de nuestra zona de confort. Pero, también, regala amistad, encuentro con los demás, Fe, discernimiento y la alegría del Evangelio.

 

Así pues, entre juegos y la oración de la noche comenzó este encuentro. Tomamos conciencia de todo aquello que nos había impedido decir sí a estar ahí y que, desde ese momento, lo dejamos ante la cruz, para poder vivir el encuentro con plenitud y entrega.

“¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras?”

El sábado por la mañana, después de cargar fuerzas con el desayuno, tuvimos la oración para el envío como peregrinos. De igual forma que Luis Amigó, como peregrino de la Fe, nosotros acompañamos ese deseo más profundo de reorientar nuestras vidas, atentos a las necesidades de los que nos rodean. Por ello, oramos para que el tramo del Camino de Santiago que íbamos a emprender fuese una oportunidad de dejar huella, nuestra huella, con los ojos, los oídos y el corazón, para dejarnos transformar por Él.

Foto convi8

Peregrinos de Luis Amigó

Foto convi7

En pequeños grupos de dos o tres personas iniciamos el camino. Cada uno con su experiencia personal, sus interrogantes, sus deseos, sus problemas. Sin las prisas de nuestra vida cotidiana, con la actitud de confianza y calma para dejarnos moldear por Él. En el camino nos esperaba Luis Amigó, con su ejemplo de vida; la magia del Camino de Santiago, con sus paradas en lugares eternos y únicos; el paisaje, la oración, el silencio, la Virgen María y nuestro YO más interno.

 

 

 “La palabra feliz o bienaventurado pasa a ser sinónimo de SANTO, porque expresa que la persona es fiel a Dios y vive su Palabra, alcanza, en la entrega de sí, la verdadera dicha” GE 64.

Iniciamos la tarde con una ponencia reflexiva por parte de fr. Jorge. Tratamos los cinco capítulos de la exhortación apostólica Gaudete et Exsultate del Papa Francisco, cuyo objetivo era plantearnos nuestra elección personal a Cristo y nuestra vivencia cristiana como llamados a ser santos. Podríamos retomarla con las siguientes reflexiones:

  • ¿Cuáles son los ruidos de la sociedad que me impiden escuchar a Dios?
  • ¿Qué decisiones cambiaría si viviera eligiendo a Dios?
  • ¿Cuáles son mis limitaciones personales? ¿Actúo para sentirme seguro conmigo mismo o para madurar en la libertad de amar?
  • ¿Es mi YO demasiado grande como para vivir según las Bienaventuranzas?
  • ¿Cuál es mi vocación? ¿Me pregunto qué quiere Dios de mí?

 

Foto convi

Continuamos la tarde con diferentes testimonios que nos contaban cómo hacían para elegir a Cristo en su día a día, en su cotidianidad, desde sus profesiones, desde su familia, desde su labor humanitaria. Estuvieron con nosotros: Bea, profesora y educadora en Zagales, ex-Juvam; Edu, actual director en un colegio amigoniano, ex–Juvam; Gosia, novicia con las Hnas. Capuchinas y Teresa, profesora de un colegio amigoniano y madre de familia. También pudimos contar con los testimonios de las hermanas en Tanzania y Filipinas.

Todos los testimonios fueron muy enriquecedores, ya que daban continuidad a lo reflexionado en el camino, en la charla y, además, eran un ejemplo real y cotidiano.

Foto convi3

Testimonios: vivir la santidad

 

“Llévame donde los hombres necesiten tus palabras, necesiten tus ganas de vivir. Donde falte la esperanza, donde falte la alegría, simplemente, por no saber de ti”

Marta Alcacer López

 

SÍGUENOS EN:

instagram-logo-vector-download

  Instazagaloli 

twitter-1024x1024

   JUVAMesp

yoube-amigonianos-verde.pngZagales Amigonianos

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

UNA EXPERIENCIA DIFERENTE

VOLUNTARIADO – COLONIA SAN VICENTE

<Te doy mi ternura, acógela, recíbela en Ti. Te doy mi alegría, acógela, recíbela en Ti.>

Con este canto de Ain Karem comenzábamos la primera oración en Burjassot cinco jóvenes: tres nazarenas [Nerea, Macarena y María], un chico de torrent [Álvaro] y un servidor [fr. Jorge] de Madrid, quien iba a acompañar durante estos días al resto para que disfrutasen y aprovechasen esta experiencia.

img_9936.jpg

Y así es como os voy a contar la experiencia de vida del voluntariado en la Colonia San Vicente que ha transcurrido del 01 al 10 de agosto, a través de sus palabras, emociones y vivencias. Pues como dijo alguno “En un principio cuando escuchas la palabra voluntariado, parece que vas a un sitio a dar sin recibir nada a cambio. En mi caso, es todo lo contrario, me llevo mucho más de lo que he dado”. Vinimos con ternura y alegría, y nos hemos ido hinchados de amor.

En resumidas cuentas: ha sido una vivencia integral que nos ha ayudado a conocernos más y a poner nuestra vida en manos de Dios, es decir, a vivir vocacionados. Ha sido un camino de encuentro, de fraternidad, que nos ha enseñado a ser hermanos, a escucharnos. Ha sido una inmersión en la realidad amigoniana, dándonos sentido de pertenencia, estrechando vínculos. 

Ahora bien: ¿en qué ha consistido el voluntariado? Podemos hablar de dos caminos, por un lado “tanto las charlas con el equipo educativo del centro como las de villar me han ayudado a profundizar en la realidad del menor. Respecto a la labor de los Amigonianos cada vez me siento más orgullosa de lo que hacéis y la ayuda que prestáis a la sociedad y yo de sentirme parte de ella.”

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y paralelamente se puede decir que ha sido “una experiencia de convivencia, una experiencia para acompañar, vivir con los chicos/as que están viviendo una realidad ajena a las personas de a pie”.

IMG_9728 - copia

Es decir, hemos conocido y participado en la realidad del menor empapándonos del carisma Amigoniano a través de charlas, visitas a lugares como Villar del Arzobispo, Montiel o Massamagrell y a la vez nos hemos encontrado con nosotros mismos, con Dios: “Como creyente también me ha hecho meditar mucho. He meditado sobre cómo ha sido mi vida con Dios, en qué lugar lo he tenido a Él y dónde lo quiero tener ahora. He aprendido a orar, a escuchar su palabra de una manera más madura. He abierto mi corazón para dejarme querer por Dios.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cada voluntario se encontraba en uno de los grupos educativos compuesto por un máximo de catorce jóvenes y los educadores. Al principio no todo fue sencillo:

“al principio los tres primeros días no me sentí integrada, pero después he estado muy cómoda, participativa y con sensación de aceptación por el grupo, una relación en su mayoría fantástica” pero todos acabamos con ganas de más, entre otras cosas ellos ponen el acento en “destacar la importancia de las normas y un buen apego familiar”

o diciendo: “la labor de los Amigonianos me ha dejado sin palabras y me ha asombrado la sombra que proyecta su forma de actuar. Contento de haber conocido y haber trabajado con Amigonianos”.

IMG_9932

Cada día comenzábamos con una oración que nos ayudaba a prepararnos para vivir con intensidad la jornada, poniéndonos en manos de Dios. Y concluíamos con otra oración para hacer valoración del día y compartir nuestras vivencias. Cada día era intenso, pero merecía la pena “la oración de la noche costaba por el cansancio de durante todo el día, pero mejoraba mi mente diariamente”.

IMG_9813

Y como no entre una actividad y charla o presencia entre los menores, había tiempo para convivir entre nosotros, para dedicarnos a un ocio saludable, para ir de visita turística a Jávea o para pegarnos un baño en la piscina, de esto ninguno ha hecho comentario, pero estoy seguro que también lo han disfrutado, pues el amor que se derrama es fruto de la comunión con Dios y con los hermanos.

Jávea

Esta experiencia de vida también ha despertado o avivado entre nosotros la sensibilidad por lo social, ellos lo expresan así: “Esta experiencia influye en mi pues ves otras realidades que empequeñecen tus problemas y agrandan tu coraje y tu corazón. Influye a la hora de visualizar mi vida desde otras perspectivas” o “esta experiencia es una forma de reconocer ante lo chicos que existen, reconocemos su existencia, su dignidad. Nos mezclamos con ellos porque somos iguales y queremos que ellos lo perciban así” e incluso con nuestra realidad más cercana, la familia: ¡SIIII! He roto esquemas internos míos, superados miedos, prejuicios, valorado mi familia aún más, reconocido mis errores, aprendido de ellos y me he hecho mejor persona”.

 

Cinco personas, cinco vivencias, cinco corazones tocados por Dios, se despiden así del voluntariado:

 

Nerea

Nerea

 

 

“Necesitaba estos días para parar y dedicarlo a Dios y a reflexionar si como persona estoy yendo por el camino adecuado, darme cuenta de los errores y aprender”.

 

Alvaro

Álvaro

 

 

“No estamos aquí para salvar a nadie. No debemos creer que somos héroes, si uno viene aquí es para compartir, escuchar, aprender, servir y amar. Eso es lo que he sacado de esta experiencia”.

 

Maca

Macarena

 

 

“La experiencia de este voluntariado es recomendable para todo tipo de personas que tenga ganas de aprender y dar todo de sí mismo, sobre todo te sirve para valorar más cada pensamiento, sentimiento y persona que aparece en tu vida”.

 

Maria

María

 

 

 

“Dar el primer paso no fue fácil, a todos nos asusta un poco lo desconocido. No temáis, todos y todo va a merecer la pena. En esta experiencia se da todo lo que uno quiera o sea capaz de dar , pero más grande y rico es lo que se recibe.”

 

 

Jorge

fr. Jorge

 

 

“Yo nunca habría elegido encargarme del voluntariado y ahora, doy gracias a Dios por este regalo, otra vez me ha sorprendido desbordando mis expectativas. Me ha ayudado a mirar con nuevos ojos el centro y a las personas que aquí se entregan. Y, sobre todo, me ha regalado la amistad de cuatro personas únicas. Gracias”. 

 

 

 

SÍGUENOS EN:

instagram-logo-vector-download

  Instazagaloli 

twitter-1024x1024

   JUVAMesp

yoube-amigonianos-verde.pngZagales Amigonianos

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Nueva revista

portada_revista_blog

Nuevo número de la revista Zagales, el 78. Puedes leerlo aquí.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM, ZAGALES

El campamento termina, pero Zagales no

Ya estamos todos de camino a nuestras casas, junto a nosotros viajan las experiencias, las ilusiones y las nuevas amistades que hemos hecho durante estos diez días, tanto en Navalón como en Godella.

Nuestro campamento de verano ha terminado, pero Zagales no, porque es mucho más. Bueno, a decir verdad, los 23 de último año sí han concluído su camino en Zagales, pero ahora lo comenzarán en Juvam (Juventud Amigoniana). Seguimos creciendo dentro de la Familia Amigoniana.

El día de ayer, martes 24, lo dedicamos a concluir nuestras aventuras. Así, los pequeños abordaron el sacramento que les quedaba: la ordenación sacerdotal; los medianos… ¡encontraron al rey Jonás! que no era otro que el aventurero Aterra, quién les había estado acompañando durante estos diez días sin que se dieran cuenta; y los mayores han reflexionado sobre qué significa ser pacífico y han escrito sus proyectos personales para el próximo año.

Además, todos los zagales hicimos el taller de recuerdo y la fiesta final con la entrega de diplomas.

Hoy miércoles, día 25, hemos concluído el campamento con la eucaristía final, que el P. Txetxi ha celebrado primero en Godella y después en Navalón. Aquí, es donde se han entregado las cruces a los zagales de último año, a quienes esperamos en el próximo encuentro de Juvam.

Feliz verano a todos y nos vemos el curso que viene.

Deja un comentario

Archivado bajo ZAGALES

Un día a remojo

IMG-20180724-WA0020Este lunes, 23 de julio, los 240 zagales y monitores, es decir, tanto los que estamos en Navalón como en Godella, hemos ido de excursión al parque acuático de Cullera. Un día divertido, de convivencia y también relajado antes de encarar la recta final de nuestro campamento. Esto ya se acaba, ¡oh! Pero lo vamos a vivir a tope.

IMG_20180723_184813

Por la noche, tras la excursión, los medianos y mayores se reunieron por lugares de origen, para evaluar el caminar de los grupos de Zagales en su colegio o centro y para programar las actividades para el próximo curso, porque Zagales es mucho más que el campamento.  Los pequeños, por su parte, realizaron un juego nocturno, el del mamut y la luna. Se lo pasaron pipa.

IMG-20180724-WA0021~2

Deja un comentario

Archivado bajo ZAGALES

El finde en el campamento

Superado el fin de semana, entramos en la recta final del campamento, días que aprovecharemos al máximo, como las jornadas anteriores. ¿Y qué hemos hecho estos dos últimos días, es decir, el sábado y el domingo? Os lo contamos:

Los pequeños han seguido conociendo los sacramentos de la mano de Bart Simpson y de Ned Flanders, en concreto la penitencia y la eucaristía. El primero, el sábado con una celebración penitencial; y el segundo, el domingo, con una misa en la iglesia del Seminario San José de Godella presidida por el P. Txetxi.

Los medianos han continuado buscando al rey Jonás, cada vez están más cerca de dar con él. Con la ayuda de distintas personas que le conocieron, han podido reflexionar sobre las tentaciones que día a día todos tenemos y sobre las cualidades que poseemos, a pesar de que muchas veces nos cueste verlas.

Y los mayores han participado en nuevas emisiones de Navachannel: los Juegos Olímpicos de verano, La ruleta de la Suerte y Navalchef, donde han elaborado una receta de helado o pizza. Todo ello aderezado con reflexiones sobre una nueva bienaventuranzas, la referida a la misericordia, y a cerca de la justicia de Dios.

En definitiva, dos días que han dado para mucho en todos los niveles, puesto que nuestros zagales también han realizado varias gymkhanas, una de ellas en pequeños que concluyó con una prueba final bajo una manguera, talleres, juegos nocturnos y el tradicional Festival de la Canción para medianos y mayores.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized