Esto no ha hecho más que empezar


Sí, esto no ha hecho más que empezar. A pesar de que nuestra JMJ Amigoniana haya terminado y estemos ya de regreso a nuestras casas. Porque ahora es cuando debemos encontrarnos con Jesucristo en nuestros lugares de origen, porque es en ellos donde también debemos ser misericordiosos, como lo es el Padre con nosotros.

El P. Txetxi nos lo ha explicado muy bien en la eucaristía de envío que hemos celebrado en Myslowice, junto con las familias que nos han acogido durante esta semana. Empleando palabras de Francisco, nos ha dicho que debemos levantarnos del sillón, calzarnos las zapatillas, apostar por Cristo e ir a servir a los demás. Txetxi admite que esto nos “complica” la vida, pero también es cierto que será entonces cuando la vivamos en plenitud, porque como nos dijo el papa: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”.

Este ha sido nuestro envío, un envío que nos proyecta hasta el año 2019, cuando el papa nos ha convocado de nuevo en Panamá, y cuando los jóvenes amigonianos también nos reuniremos aprovechando la ocasión, probablemente en Nicaragua.

Los sentimientos y vivencias de una JMJ son indescriptibles y muy difíciles de expresar con palabras. Pero nos deben mover a cambiar actitudes, porque de lo contrario no habrá servido para nada.

Una de estas experiencias que te marcan, por ejemplo, ha sido la acogida que nos han brindado las familias polacas de Myslowice. Con ellas hemos convivido una semana, nos alojaban y nos daban de desayunar y de cenar. El resto del día estábamos fuera de sus casas, participando en las actividades de la JMJ. Se puede decir que les hemos dado más trabajo durante estos días, les hemos ocupado espacio en sus casas, hemos trastornado sus rutinas… Para ellos, al llegar, éramos unos desconocidos, aún así nos abrieron de par en par sus hogares. Una semana después, es decir, hoy, estaban emocionados, al igual que nosotros, con la despedida. Sin duda, los hemos sentido como verdaderos padres y ellos a nosotros, visto lo visto, como verdaderos hijos.

Ahora estamos esperando en el aeropuerto a nuestro vuelo de regreso a España. Con esta crónica terminamos nuestro relato de esta JMJ Amigoniana, que nos llevó durante casi 20 días por tierras valencianas, francesas, alemanas y polacas. Pero, como decíamos… ¡esto no ha hecho más que empezar!

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo JUVAM

Una respuesta a “Esto no ha hecho más que empezar

  1. victorgarciadiez

    Gracias, cronista, (Chivite?) que nos has tenido al corriente de la JMJ amigoniana.. Lo hemos seguido día a día, yo por lo menos. Un abrazo muy fuerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s