Archivo de la etiqueta: JMJ Amigoniana

Aprendiendo de la misericordia


Como decíamos ayer, hoy hemos dedicado el día a la misericordia. Sabéis que llevamos todo el año con este tema en nuestros lugares de origen, pero lo cierto es que nunca deja de sorprendernos.

Primero, porque seguimos descubriendo la misericordia que Dios tiene con nosotros. Y segundo, porque siendo misericordiosos conocemos más a los demás y a nosotros mismos.


Esta mañana, tras la eucaristía presidida por el P. Txetxi, un grupo de personas con discapacidad intelectual de una comunidad del Arca nos ha representado un combate de boxeo. Era una obra de teatro que habían preparado para nosotros. En ella hemos podido ver su desbordante alegría e ilusión más allá de sus limitaciones. Pero, además, al terminar se han presentado y nos han dicho por qué rezan. Algunos oran por su familia, por la salud de su madre o por el chico que les gusta. Pero otros rezan por nosotros, por la JMJ, por la paz en el mundo o hasta por los cristianos perseguidos. El aplauso que les hemos dado ha sido inmenso, tan grande como la lección que hemos recibido.

Aún ha habido más. Porque a continuación hemos hecho unos talleres de misericordia. Divididos por grupos, unos han colaborado con un comedor solidario que gestionan los franciscanos de la parroquia, otros jugando con niños, otros ayudando en una comunidad del Arca y los últimos en unos talleres ocupacionales con los jóvenes que han representado el teatro.

La tarde ha sido libre por la ciudad, paseos, MercyFest y, sobre todo, conocer a peregrinos de otros países. Por cierto, ¡hoy hemos visto a jóvenes iraquíes!

Para terminar el día, una oración estilo Taizé en una parroquia cercana donde no cabía ni un alfiler y donde hemos alternado el polaco con inglés, francés, español y alemán. Con salmos y cantos hemos adorado a la cruz, la expresión máxima de la misericordia de Dios. Vamos, que ha sido un día redondo.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Witamy we Wroclawiu!


¡Bienvenidos! Con esta palabra podemos resumir el día de hoy. Porque así es como nos hemos sentido nada más llegar a Breslavia, o Wroclaw como la llaman los polacos. La acogida de las hermanas Terciarias Capuchinas que viven aquí, de su comunidad parroquial, de los voluntarios y de la propia ciudad ha sido de 10.


Dicen que aquí estamos 15.000 peregrinos de muchos países. Nosotros hoy hemos visto banderas de Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Ciudad del Vaticano, Colombia, Corea del Sur, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Luxemburgo, Nicaragua, Nueva Caledonia, Panamá, Perú, Portugal y Tailandia. ¡19 países diferentes!


El día lo hemos dedicado, por la mañana, a conocer Breslavia. Es espectacular. Otro día os contaremos más de esta ciudad y de la labor que hacen aquí las Terciarias Capuchinas. Por la tarde, tras comer en la orilla del río, hemos participado en uno de los MercyFest que se celebran en la ciudad. Música, bailes y espectáculos para propiciar el encuentro entre los peregrinos. También hay quien ha jugado al fútbol, aquí sí que es un verdadero mundial. Para terminar, un rato de oración con adoración al Santísimo. 


Poco más, la cena en la parroquia y retirada al colegio donde estamos alojados, en su gimnasio. Ya estamos todos, hoy han venido los de Perú y un par de españoles más. Mañana será un nuevo día, en el que tendremos unas experiencias de misericordia, el lema de esta JMJ.

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Amigonianer


Amigonianer, así es como nos conocen en Alemania, país en el que los Religiosos Amigonianos llevan más de 50 años. Actualmente, cuentan con dos comunidades, una en Colonia y la otra en Gelsenkirchen. En esta última ciudad, la que hemos conocido, gestionan tres programas de prevención con niños y adolescentes en riesgo de exclusión social. En total, unos 300 chicos y chicas. 


Tras la bienvenida de ayer, solo contábamos con un día para conocer la ciudad y su realidad. Aún así, le hemos sacado chispas al tiempo. Por la mañana, un encuentro-oración con el obispo auxiliar de Essen, la diócesis a la que pertenece Gelsenkirchen. Willy Zimmermann, así se llama, nos ha deseado una buena peregrinación a Cracovia y que, sobre todo, nos encontremos con Cristo en esta JMJ. Al final, nos ha reconocido que nuestra alegría y nuestros cantos durante la oración le han puesto la «piel de gallina», es que por aquí son algo más serios…


El mediodía lo hemos dedicado a conocer el pasado minero de Gelsenkirchen, en concreto la antigua mina de carbón de Zollverein, hoy convertida en un museo. Una instalación impresionante en la que llegaron a trabajar 12.000 personas al día en la producción de coque. Allí hemos comido sopa de mineros, una especie de puré de patatas y verduras con salchichas y picatostes. ¡Riquísima!


Por la tarde, nos hemos desplazado a Gleis X, un proyecto prometedor de la diócesis para convertir este lugar en una iglesia de jóvenes. Los bancos no existen. Su función la suplen unas sillas colocadas a modo de elipse, con el altar en el centro. Tras tomar unos refrescos, hemos jugado a ser refugiados. Un juego que ha sido muy especial porque nos lo ha preparado un grupo de ¡jóvenes refugiados! que viven en Alemania tras huir de las guerras de sus países: Irak, Siria… Al final, solo la mitad del grupo ha conseguido llegar hasta su destino, el resto se ha quedado por el camino…como les sucede a muchas personas que tan solo buscan vivir en paz en Europa.


Para terminar, Abeer, una joven refugiada iraquí que lleva cuatro años viviendo en Alemania, nos ha contado su experiencia. A los 13 años tuvo que huir de su país por la guerra y marchó con su familia a Siria, pero a los años tuvo que huir también de aquí por un nuevo conflicto. Ella nos ha relatado lo difícil que es comenzar una nueva vida de cero. En su caso le ayudó su confianza en Dios; su esperanza en un futuro mejor; su mejor amiga, a quien conoció en las clases de alemán; y la Iglesia católica. Sin duda, esta es la Iglesia samaritana y la Iglesia tienda de campaña de la que nos habla tanto el papa Francisco.

Con Abeer (la chica del sombrero) y su amiga, en la sala donde hemos tomado los refrescos


Ya os lo decíamos, hemos aprovechado al máximo nuestra corta estancia en tierras alemanas. Ahora ya estamos en el autobús, aquí pasaremos la noche rumbo a Wroclaw (Polonia). Nuestra JMJ Amigoniana continúa. 
Nos marchamos contentos y agradecidos por la acogida de los amigonianos de Gelsenkirchen. Ahora ya vamos a camino a Wroclaw (Polonia), donde nos esperan las Terciarias Capuchinas de esa ciudad y su comunidad parroquial. 

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Por fin en Alemania 


Tras casi 22 horas de autobús y 48 sin ducharnos muchos de nosotros (es una peregrinación, tampoco os pongáis tan tiquismiquis…) hemos llegado a Gelsenkirchen, ciudad alemana donde hay una comunidad de religiosos Amigonianos.



Nada más bajarnos del autobús los amigonianos alemanes (religiosos, adultos y jóvenes) nos esperaban con una estupenda barbacoa de salchichas, de las que hemos dado buena cuenta. 

Luego música, bailes y diversión con otro grupo de jóvenes de centros El de Alemania y Valencia que están aquí de intercambio. ¡Nadie diría que hemos pasado casi un día entero en el bus! Mañana más. 

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

El agua no hace milagros


Nuestra peregrinación hacia Cracovia nos ha llevado hoy lunes hasta Lourdes, uno de los santuarios marianos más importantes del mundo. Aquí, a los pies de los Pirineos, en Francia, se encuentra la gruta donde la Virgen se apareció varias veces a la muchacha Bernardette. 


Una gruta de donde brota una fuente natural, un agua que muchos creen milagrosa. Pero, el agua no hace milagros. Los hace la fe. De hecho, muchas veces, equivocadamente, buscamos desesperadamente signos o señales cuando lo importante es creer y confiar. 


La fe que tienen, por ejemplo, las miles de personas enfermas que peregrinan hasta aquí, algunas en sillas de ruedas o camillas. La verdad es que impresiona. 


Sin duda, Lourdes ha sido una magnífica escala en nuestro camino a Cracovia. Aquí hemos rezado, hemos celebrado la eucaristía, hemos adorado al Santísimo y hemos procesionado con velas al anochecer. Sí, también nos llevamos agua, pero para regalarla con fe. 

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Nos vamos a Francia

Llenos de espíritu amigoniano tras estos tres días por tierras valencianas, nos vamos a Francia. Nuestra JMJ Amigoniana continúa tras un día de turismo por Valencia y baño en la playa de la Malvarosa.
La próxima etapa será en el santuario de Ntra. Sra. de Lourdes. Ya estamos casi todos los jóvenes, solo faltan algunos que se unirán en próximos días. Mañana os enseñaremos una foto de grupo, para que conozcáis a los nuevos. Ahora a dormir en el autobús, cuando amanezcamos estaremos en Francia. ¡Buenas noches!

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Valientes, humanas y con Espíritu de Dios

Erik y Carlos con la hermana Pilar


La hermana Pilar Romero nos dice que las personas valientes, humanas y con Espíritu de Dios «van a cualquier sitio». Y tiene razón. De lo contrario, cuesta entender que Luis Amigó se aventurara con tan solo 30 años a fundar una congregación religiosa, o que las 14 primeras terciarias capuchinas se ofrecieran a cuidar enfermos de cólera que eran desahuciados por sus familias al tratarse de una enfermedad muy contagiosa. Más ejemplos: la apertura de un orfanato en Massamagrell, sin casi medios ni personal, para atender a los niños huérfanos por el cólera, o marcharse «para siempre» como misioneras a China en los años veinte del siglo pasado.

Con la hermana Pilar en el antiguo refectorio de Montiel


Eran personas movidas por la compasión, que se estremecían al ver las necesidades de los demás y a las que, por lo tanto, nada se les ponía por delante. Son historias de vida, de compromiso y de fe que aún te calan aún más hondo si te las cuentan en el antiguo refectorio de las hermanas Terciarias Capuchinas en Montiel, el santuario donde fueron fundadas por Luis Amigó en 1885. Una delicia. De hecho, fuimos varios quienes bajamos de la montaña de Montiel conmovidos después de haber pasado en ella la mañana del sábado. 


Pero el día aún nos tenía guardadas más sorpresas. La visita al convento capuchino de La Magdalena, en Massamagrell, donde Luis Amigó fue guardián, escribió las constituciones de sus dos congregaciones y fundó a los Religiosos Amigonianos. Un lugar que rezuma espíritu franciscano, sobre todo si se entra en la pequeñísima habitación (celda) que ocupó el P. Luis. 


Y aún había más, visita a la parroquia de Massamagrell, renovación de las promesas bautismales ante la pila en la que fue bautizado nuestro padre fundador y una oración en el sepulcro de Luis Amigó. «No me lo puedo creer, estoy aquí» decía una joven nicaragüense. 

Bretna observa una sotana de Luis Amigó


Eucaristía en la capilla de las hermanas, con una llamada a servir a los más humildes y débiles; y visita al museo de Luis Amigó en Godella y a la habitación donde pasó los últimos días. Una jornada intensa la del sábado, pero que sin duda ha merecido la pena. 

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

«Aquí te educan»

«Aquí te educan. No como en otros centros, que solo les importa que cumplas la medida que te ha impuesto el juez» nos cuenta Sergio, uno de los chavales que vive en la Colonia San Vicente Ferrer, regentada por los Religiosos Amigonianos en Burjassot, al lado de Godella. 

Puerta principal de la Colonia San Vicente Ferrer


Fundado en 1922 y dirigido por los Amigonianos ininterrumpidamente desde hace 74 años, es el centro de reforma (los antiguos reformatorios) más antiguo de España que está en activo. Destaca por ser un noble caserón en el centro del pueblo que tiene la puerta siempre abierta y que no dispone de personal de seguridad, a pesar de que en su interior residen jóvenes que se encuentran privados de libertad. A su lado hay otro centro de cumplimiento de medidas judiciales similares, pero este tiene unas vallas altísimas e incluso concertinas. Sin duda, la diferencia entre uno y otro está en la pedagogía amigoniana. 

Fr. José Miguel Bello, el director, nos ha explicado la implicación de los educadores, que están siempre al lado de los chavales, así como la importancia que le dan a la formación académica y a la intervención terapéutica con los jóvenes y sus familias. 

Fr. José Miguel Bello nos cuenta cómo funciona el centro


El centro cuenta con 82 chicos y chicas, con edades entre los 14 y los 18 años. A pesar del alto número de muchachos y de las escasas medidas de seguridad, solo se registran un par de fugas al año. «No merece la pena, al final te chupas aquí más días o te cambian a otro centro mucho peor» afirma Sergio, quien protagonizó una de ellas y a quien el juzgado le ha abierto otro expediente por un delito de quebrantamiento. «Pensad las cosas que hacéis, porque al final tienen consecuencias» nos aconseja. 

Iván es otro de los jóvenes que reside en la colonia. Consumía drogas y robaba. Aun así asegura que cuando salga del centro ya no lo hará, ha cambiado de actitud y este año ha obtenido el graduado escolar. Él es quien nos explica el horario de un día cualquiera en la colonia: clases, estudio, deporte, limpieza… y talleres, «que hacemos un montón». No son solo talleres de artesanía o manualidades, sino también de emociones, por ejemplo. «Decimos cómo nos sentimos en ese momento, que no solo tienes que saberlo, sino aceptarlo». Otros talleres son sobre drogas, para conocer los efectos de las sustancias estupefacientes; o sobre sexualidad, «los jóvenes de hoy en día tienen actitudes muy machistas, parece mentira para estar en el año en el que estamos» afirma fray José Miguel. 

Pistas deportivas de la colonia


La visita continúa y Sergio nos explica la economía de fichas, tan propia de la pedagogía amigoniana. Cada día su actitud y comportamiento son evaluados por el educador, recibiendo una pequeña paga al final de la semana si lo merece por su resultado. «Si te portas normal, te pone un seis; pero el lunes tuve un cinco… que lo compensé con el siete del miércoles». Una evaluación diaria que se ve acompañada también por el seguimiento de un objetivo semanal, «el mío es ser más claro en mis actuaciones» desvela. 

Nuestro padre fundador, Luis Amigó, decía que «un joven que se reeduca es una generación que se salva». Sin duda, aquí en la Colonia San Vicente Feerer se han salvado muchas. 

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Misericordia quiero

Foto de grupo delante de la estatua de Luis Amigó en Torrent


«Misericordia quiero y no sacrificios», nos recuerda Jesús en el evangelio de hoy viernes. La misericordia que, por ejemplo, practicaron los primeros religiosos amigonianos que llegaron a Torrent (Valencia). Corría el mes de octubre del año 1889, a los seis meses de su fundación, cuando los terciarios capuchinos se dirigían junto con Luis Amigó desde la cartuja de El Puig al convento abandonado de Torrent. En las inmediaciones, unos campesinos que trabajaban en el campo insultaron, abuchearon y recibieron de mala gana a los religiosos. Pues bien, ¿os imagináis cuál fue el primero apostolado que realizaron los amigonianos en Torrent? Una pequeña escuela donde, sobre todo, acudían los hijos de esos jornaleros. 

O la misericordia que nos enseñan los mártires amigonianos, que murieron perdonando a quienes les asesinaron por su fe. Esta mañana, en Torrent, hemos conocido la casa donde vivía la beata Carmen García Moyón, patrona de los Cooperadores Amigonianos. 

A la izquierda, la capilla de los mártires amigonianos en Torrent, donde reposan los restos de algunos de ellos; arriba a la derecha , la casa de la beata Carmen; abajo a la derecha, Mª Concepción nos cuenta la historia de la beata.


La providencia ha querido que justo en ese momento saliera de la vivienda contigua Mª Concepción Bartual, la hija de quien era en aquel entonces vecina Carmen, la mujer que intentó retener a los asesinos de la hoy beata cuando se la llevaban de casa. Ella nos ha contado la historia. Carmen era modista y le recomendó a una clienta que quería un vestido de novia que esperara a que se calmaran las cosas (justo acababa de comenzar la Guerra Civil española) para poder casarse por la iglesia. Carmen fue delatada y a los días asesinada, le prendieron fuego. Un martirio que no nos habla hoy de odio, venganza o rencor, sino de reconciliación y perdón. 

Arriba, el P. Javier López, superior de la comunidad, nos recibe en Torrent; abajo, homilia del P. Txetxi


Como veis, Torrent ha sido hoy nuestra primera meta en este peregrinaje por los lugares amigonianos. Y nos dado una buena lección de misericordia, tan propia de nuestro carisma. 

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Comienza una nueva aventura


Después de tres años, comenzamos una nueva JMJ Amigoniana. Si antes nuestros destinos fueron Madrid (2011) y Río de Janeiro (2013), ahora nos espera Cracovia, en Polonia.

Serán días de convivencia, alegría, fe y, sobre todo, encuentro con Cristo. Venimos dispuestos a llenar nuestro corazón. ¿De qué? Eso os lo iremos contando a lo largo de nuestro encuentro.

Por el momento, lo vamos a llenar de espiritualidad amigoniana, recorriendo desde Godella (Valencia) los lugares más significativos de Luis Amigó y de sus dos congregaciones.


Ya estamos la delegación de Nicaragua y parte de la de Madrid, Pamplona y Valencia. Como veis, nada más llegar a Godella nos hemos hecho esta foto, en la que también hemos querido que aparecieran las maletas, como símbolo de nuestras ilusiones y donde también os llevamos a todos aquellos que por una causa u otra no habéis podido acompañarnos.

Los próximos días se nos unirán más jóvenes de España, Colombia y Perú para peregrinar hasta Cracovia, donde participaremos en la Jornada Mundial de la Juventud con el papa Francisco. Un viaje que nos llevará también a Lourdes (Francia), Gelsenkirchen (Alemania) y Wroclaw (Polonia).

Si quieres acompañarnos en esta experiencia, además de rezar por nosotros, puedes ver también las fotos y los vídeos que publicaremos, cuando el tiempo y el wifi nos lo permita, en el perfil en Facebook de JMJ Amigoniana.  

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM