Él es el único que puede hacerlo, te necesito.

Coreografía, escenificación, vestuario, maquillaje, puesta en escena, música, motivación, alegría, CARÁCTER AMIGONIANO Y MUCHA FE. Cada uno de los chavales que actuamos encima de ese escenario tuvimos el placer de experimentar todo eso. Después de casi dos años esto estaba llegando a su fin, habíamos conseguido transmitir en dos ocasiones una nueva manera de evangelizar y de enseñar a todo aquel que pasara por las butacas del teatro que Francisco podía ser cualquiera, Francisco podrías ser TÚ.

Solo una hora para la representación y cada uno mostraba un estado de ánimo diferente… Algunos contentos y con ganas de darlo todo en el escenario una vez más, otros desmotivados por diversas razones, otros nerviosos por cómo saldría, otros distraídos y yo sin entender todavía cómo era posible que un simple musical hubiera dejado tanto dentro de mí. Desde el primer día puse todo mi interés en que esto saliera adelante pero no niego que en muchas ocasiones la negatividad y la falta de compromiso me ganaban dejándome sin fuerzas. No tenía un papel cualquiera dentro de esta obra, se trataba de Santa Clara, posiblemente la clave para que Francisco despertara de su ignorancia y se diera a los demás. Llegaba a meterme tan dentro del papel que creo que eso fue una de las cosas que me despertó más inquietudes. Mientras ponía voz a las frases de Clara me daba cuenta de que realmente había gente que necesitaba ayuda, puede que muchos lo hagan pero algo dentro de mí me decía que mi ayuda también era necesaria en cualquier circunstancia que Dios pusiera en mi camino.

Recuerdo mirar la cara de cada uno de los que estábamos allí ese día, los amigos con los que había pasado muchas horas de ensayo, discusiones cuando las cosas no salían bien o no estábamos de acuerdo los unos con los otros, alegría al finalizar las otras dos funciones debido al éxito obtenido, nervios antes de salir al escenario al igual que el día del estreno, los chavales con los que unos meses antes de la representación había vivido una experiencia de amor con Dios en manos de los monitores y coordinadores, que nos enseñaron que si nos dejábamos llevar el nos guiaría en todo momento y jamás nos dejaría solos. ¿Para qué mentiros? Me decepciono la falta de entusiasmo de algunos el ultimo día pero recordé una de mis frases “Acuérdate, nos caemos para aprender a levantarnos y toda esa gente necesita a alguien que le enseñe a levantarse” así que pensé que tal vez en ese momento todos habían caído pero entre unos y otros debíamos de levantarnos y así fue. Solo media hora y los nervios volvieron a salir, esto ya parecía otra cosa. Las ganas y la motivación de volver a transmitir nuestro mensaje por última vez habían vuelto.
IMG_7763 (1)
 Terminó Contigo y lo hizo por todo lo alto, demostrando que no hacía falta ser profesionales para actuar, bailarines para bailar o técnicos de sonido, iluminación o decorado para conseguir una gran puesta en escena. Todo salió del esfuerzo de un grupo de jóvenes con ganas de demostrar que Dios no es solo rezar, Dios no solo es ir a misa cada semana, Dios no solo es ir a catequesis. Dios es aquel que nos ayudó a conseguir sacar cada uno de los pasos de baile, aquel que nos levantó de la cama para irnos a ensayar, aquel que estuvo en las reuniones aportando ideas al igual que los demás, DIOS ES AQUEL QUE NOS ENSEÑÓ A LEVANTARNOS en la última representación.

Una vez más quisiera agradecer a todos los chavales que bailaron arriba del escenario hasta que les dolieran los pies: Andrea, Jose, Sara, Mireia, Amparo, Lucía, Judith, María, Tamara, Rita, Mireia, Andrea, Wendy, Mirari, Neus. Agradecer a aquellos que pasamos horas y horas repitiendo nuestras frases hasta que salieran perfectas: Bosco, Pau, Alejandro, Nacho y por ultimo aquel que dio vida al protagonista, Emilio, y agradecerle a él en especial por ser transparente en todo momento, dando su 110% tirando del carro cuando lo necesitábamos y por su compromiso hasta el final. Sin lugar a duda todo esto no habría sido posible sin los cimientos de este musical, los monitores que nos dieron la oportunidad de vivir esta gran experiencia, esos que se han comprometido con este proyecto apoyándonos hasta quedarse sin fuerzas: Eva, Mª Del Mar, Marta, Miriam, David, Felipe y Úbeda.

Image

Hay que vivirlo para descubrir cómo entre telones Dios siempre está a nuestro lado y nos ayuda a seguir con nuestra misión. Sin lugar a duda una de las mejores experiencias que he vivido y que ha despertado en mi mil inquietudes. Por último y por enseñarme mil valores y darme esa fuerza que te caracterizó, gracias Clara.

Cristina Peris González ( Torrent- Valencia)

Deja un comentario

Archivado bajo JUVAM

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s